Una dieta equilibrada y basada en alimentos sanos no es necesaria únicamente para que tengas una buena salud en general, también es importante en el desarrollo y mantenimiento de una buena salud bucodental. Si buscas un dentista infantil en Fuenlabrada, antes debes saber la importancia de una adecuada nutrición. Esta permite tener dientes sanos y fuertes, resistentes a infecciones, además de encías y boca sanas.

El dentista infantil en Fuenlabrada sabe que todos los componentes tienen que estar en buen estado para llevar a cabo su función: la masticación, primer paso de la digestión. En este post conocerás los nutrientes más importantes para tener unos dientes sanos.

- Proteínas: imprescindibles para la formación de los dientes. Su déficit causa un retraso en la erupción de los dientes de leche.

- Calcio, vitamina D y flúor: importantes para la calcificación dental, proceso por el cual se obtienen unos dientes fuertes. El déficit de vitamina D provoca retraso en la salida de los dientes, tanto de leche como permanentes, y modifica el orden en el que erupcionan. El flúor se encarga de la remineralización del esmalte, disminuyendo la posibilidad de sufrir caries, ya que impide la colonización de bacterias.

- Vitaminas C y K: mantienen las encías sanas. La C conserva el tejido de la encía, mientras que la K evita el sangrado. El déficit de estas vitaminas provoca que el tejido que sostiene los dientes se reblandezca, lo cual aumentaría el riesgo de perder piezas dentales con mayor facilidad.

- Vitamina A: ayuda a mantener la mucosa bucal sana. Su déficit causará sequedad bucal y mala cicatrización.

- Riboflavina (vitamina B2): el déficit de esta vitamina promueve la inflamación y el desarrollo de grietas bucales.

Además, es importante limitar el consumo de alimentos muy azucarados para prevenir la placa bacteriana, la cual genera desmineralización dental.

Desde Sonría Odontólogos te animamos a consultarnos para más información.