Es importante acudir a un dentista infantil en Fuenlabrada si tu hijo ha cumplido su primer año. Hace unos años, la primera visita al dentista se hacía sobre el tercer año (cuando se completa la primera dentición), pero un estudio en 2007 indicó que más del 26 % de los niños menores de cuatro años tenía caries. Además de la primera visita anual, se recomienda hacer revisiones periódicas anuales. Es importante hacer buen uso de las recomendaciones de los dentistas.

Los odontólogos recomiendan hacer las limpiezas bucodentales antes de que haya salido el primer diente. Lo recomendable es la utilización de una gasa húmeda tras la toma del biberón, pues se quedan restos de azúcares y podría aumentar la posibilidad de la aparición de caries.

Un dentista infantil en Fuenlabrada es fundamental para el cuidado y la salud bucodental del niño. Cuando los niños tengan dientes, es entonces recomendable la utilización del cepillo y a partir de los dos años se podría hacer uso del dentífrico (con bajo contenido en flúor).

Una tarea importante para los padres es evitar el miedo al odontólogo, de esta forma crearemos un ambiente de confianza y así los niños estarán seguros y relajados. Varias ideas fundamentales para crear una actitud positiva de los niños hacia el dentista:

- No es conveniente amenazar al niño con llevarlo al dentista al comer dulces, caramelos o chuches.

- Iniciarlo lo más pronto posible con la higiene bucodental.

- El niño debe entender que las visitas al dentista son para evitar problemas en la boca.

Hay que tener en cuenta que la salud bucodental es elemental para acciones tan cotidianas como la masticación o el habla, acciones que son fundamentales para el desarrollo del niño.

En Sonría Odontólogos nos tienes para cualquier cuestión, duda o sugerencia. Estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites.